Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Métodos de pago

¿Cómo cobro el dinero que gano por Internet? Esta es la pregunta que te haces cuando descubres que en Internet, además de chatear y ver vídeos, se puede ganar dinero.

En el «mundo real» uno realiza el trabajo y a final de mes recibe el dinero en el banco. En Internet esto no es tan simple. Trabajas para varios sitios y cada uno tiene sus reglas. Salvo algunas excepciones, los pagos los sueles pedir tú. Cada página tiene sus procesadores de pago y no tienen por qué coincidir con los métodos de pago de otras. Incluso puede que quieras recibir pagos en criptomoneda, para lo que precisarás cuenta en algún monedero o wallet online. Todo esto hace que en ocasiones sea necesario recurrir a los servicios de un exchanger.

De momento ya sabes que muy posiblemente te tocará abrir cuenta en al menos un par de sitios, pero quizá no te queda clara del todo la diferencia entre ellos. Aclaremos.

Procesadores de pago, wallets, exchangers… ¿qué es todo esto?


Un procesador de pagos es una empresa que posibilita las transacciones con moneda electrónica. Permiten recibir, almacenar y enviar dinero a otros usuarios. También se puede transferir el dinero a la cuenta bancaria asociada (esto depende del país y del procesador elegido, ojo). Algunos emiten su propia tarjeta prepago, que se utiliza igual que la tarjeta de débito bancaria. Cuando te refieres a un procesador suele ser para mover dinero fiat (euro, dólar, libra, etc).

Wallet. Los wallets son monederos electrónicos usados para recibir, enviar y guardar criptomonedas. Existen varios tipos: de escritorio, online, en dispositivo externo o en papel. Aunque cada criptomoneda tiene su propio wallet, los que más popularidad tienen son aquellos multidivisa (en versión escritorio u online), ya que lo habitual es tener varios tipos de criptomoneda.

Exchanger. Intercambiador de saldo. Se utiliza para pasar saldo de un procesador a otro (por ejemplo, desde Perfect Money a Paypal) sin tener que pasar por el banco. Los intercambios también pueden ser entre criptomonedas, o para convertir criptomoneda en divisa fiat.

Procesadores


Quizá antes de llegar al mundillo has usado Paypal para pagar tus compras online. Bueno, pues Paypal, además de para pagar, también sirve para cobrar. De hecho, es el procesador elegido por las empresas más confiables.

Paypal coexiste con un amplia gama de competidores (Uphold, Advcash, Yandex, Webmoney, Perfect Money, SolidTrustPay…). O igual no tan amplia, porque si bien es cierto que salen nuevos procesadores, también hay otros que se quedan por el camino. Si la memoria no me falla, en siete años he visto cerrar a cuatro, y no de la mejor manera. Paypal igual no es la octava maravilla, pero es improbable que te levantes un día y leas en la prensa que lo ha intervenido el FBI. Si el FBI interviene un procesador donde tengas dinero, olvídate de tu dinero.

Habrá páginas que no trabajen con Paypal, y en esos casos no te quedará otra que abrir cuenta en un nuevo procesador. En mi caso, mi segunda opción es Uphold. Permite trabajar con varias divisas y criptodivisas, y puedes retirar el dinero al banco.

Monederos de criptomoneda (wallets)


En los últimos años hemos asistido al auge de las criptomonedas, que vino acompañado de la aparición de diversos wallets online (o de escritorio). Dentro de los wallets hay una vastísima oferta de monederos de todos los tipos.

Para empezar, cada criptomoneda tiene su propio monedero, que es un programa que te descargas y lo ejecutas como cualquier otro programa que tengas instalado. Esta opción es recomendable sólo si tienes una criptomoneda que quieres guardar durante mucho tiempo. Por ejemplo, si compraste bitcoin con el objetivo de venderlo cuando alcance los 10.000$.

Pero a veces no te haces con criptomonedas para tenerlas guardadas, sino para venderlas casi de inmediato o intercambiarlas por otras criptomonedas. En estos casos es mejor optar por un wallet online (o de escritorio, tipo Exodus o Atomic) que trabaje con varias criptodivisas. Tienes todas almacenadas en el mismo sitio, y sólo debes ejecutar las ventas de tu interés.

La gracia del asunto es que no todos los monederos aceptan todas las criptomonedas; ni siquiera las mismas criptomonedas. Quizá abres cuenta en CoinPayments pensando en almacenar la criptomoneda XYZ que justo no tienen. Esto puede causar que termines con cuentas en todos los monederos que encuentres, y unos pocos céntimos en cada uno de ellos.

En mi caso, mi opción final ha sido: monederos de escritorio + Coinbase + Uphold. Las criptomonedas que consigo en pequeñas cantidades las mando directamente al exchanger. Para mí es la mejor forma de no volverse loco.

Exchangers


Aquí se pueden distinguir dos tipos de exchanger (aunque al final todos hacen lo mismo).

Empiezo por los exchangers clásicos, que los encontrarás todos en Bestchange. ¿Para qué sirven estos?

  • Mover dinero entre procesadores (no es posible mandar saldo directamente de un procesador a otro).
  • Enviar dinero de un procesador al banco o a la inversa.
  • Intercambiar divisa fiat por criptomoneda o al revés.

Lógicamente esto no es un servicio gratuito. El exchanger cobra una comisión por cada operación ejecutada. Por ejemplo, te puede cobrar el 5%. Ese 5% se restará de la cantidad que recibas en el banco o procesador de tu elección.

De otro lado están los exchangers de criptomonedas, que en su mayoría son plataformas de trading. Aquí es posible intercambiar entre gran cantidad de criptodivisas, y es la opción recomendable si trabajas muchos faucets y recoges varias criptomonedas. Si bien hay monederos que cumplen una función parecida, bajo mi punto de vista es más cómodo anotarse en alguna de estas plataformas. Por ejemplo, Yobit o Novaexchange admiten criptomonedas poco conocidas, lo que permite sacar rendimiento a muchos faucets.

Los faucets que trabajan con las criptomonedas más codiciadas (bitcoin, ethereum, litecoin, dashcoin, etc.) reparten cantidades muy pequeñas. En cambio, hay faucets de criptomonedas «de tercera» en los que puedes conseguir cientos de ellas. Te las llevas al exchanger y las cambias por otra de tu interés. Aquellas criptomonedas que quieras conservar te las llevas a un monedero, y las demás las dejas en el exchanger para seguir negociando con ellas.

En resumen…

Para recoger las ganancias de las diferentes páginas necesitarás al menos una cuenta en un procesador. Si todas tus páginas trabajan con Paypal, es el mejor que se puede usar y no necesitarás ninguna cuenta más.

Si además recoges criptomonedas, tendrás que abrir cuenta en al menos un monedero multidivisa.

Si quieres intercambiar saldos, o vives en un país en el que Paypal no haga transferencia bancaria, tendrás que recurrir a los servicios de un exchanger.

Ver todas las entradas publicadas

Botón volver arriba
Cerrar