Crowdlending y equity crowdfunding: aprende a diferenciarlos

En el artículo de ayer pudimos ver los diferentes tipos de crowdfunding clasificados según la finalidad de cada uno. Los dos últimos tipos (equity crowdfunding y crowdlending) entran dentro del llamado crowdfunding de inversión, una modalidad en la que se presta o invierte capital con el objetivo de obtener un rendimiento económico.

En próximos artículos hablaré con más detalle de las plataformas de crowdfunding de inversión que operan en España y en las que es posible trabajar con vista a medio-largo plazo asumiendo un riesgo asequible. De momento vamos a ver en qué consiste cada modalidad.

¿Qué es el crowdlending?

En el crowdlending los usuarios prestan su dinero a empresas o particulares que posteriormente lo devuelven con un porcentaje agregado de interés. Esto es similar a lo que hace el banco cuando concede un préstamo: devuelves el capital prestado más los intereses correspondientes. La diferencia es que en el crowdlending el dinero lo aportan los inversores de manera conjunta, repartiéndose entre ellos el rendimiento que genera el capital prestado.

Crowdfunding de inversión: el crowdlending

Según quien sea el beneficiario el crowdlending se divide en dos tipos:

  • Crowdlending P2P (peer-to-peer lending), si se trata de préstamos entre particulares.
  • Crowdlending P2B (peer-to-business lending), si el beneficiario es una empresa.

En España un ejemplo del primer tipo es la plataforma Zänk, que gestiona préstamos a particulares. Muestra del segundo tipo podría ser Arboribus, que se centra en los préstamos a empresas.

¿Cómo funciona el crowdlending?

El crowdlending funciona a través de un sistema de subastas. Una vez que la empresa ha demostrado ser solvente y el equipo de gestión de riesgo de la plataforma da luz verde al proyecto, éste pasa a listarse en el marketplace, donde los inversores pueden ver las características y documentación asociada.

Las subastas admiten pujas durante un plazo determinado o hasta que el proyecto se financie en su totalidad. En ocasiones no es preciso obtener el 100% del capital solicitado, bastando con una financiación parcial (80%-90% de la cantidad deseada) para formalizar el préstamo.

En cada puja, el inversor decide cuánto capital presta y a qué interés (aunque hay plataformas que pactan directamente el interés con el prestatario). El interés final se obtiene promediando las ofertas con interés más bajo una vez se alcanza el 100% de la financiación.

Tras formalizar el préstamo el beneficiario recibe el dinero y comienza a devolverlo al mes siguiente, de modo que el inversor empieza a recuperar su dinero de manera inmediata. Hay que anotar que las plataformas cargan un porcentaje de comisión por el servicio prestado que descuentan de cada cuota recibida.

Ventajas de invertir en crowdlending

Este tipo de financiación tiene ventajas para empresas e inversores. Para los últimos (y especialmente para el inversor minorista) la principal es poder acceder a un tipo de producto que hasta ahora estaba fuera de su alcance y por el que obtienen un mayor beneficio que con el tradicional producto bancario.

Otras ventajas de incorporar el crowdlending a nuestra cartera de inversión son:

  • Comodidad. Este tipo de inversión se hace a través de Internet, por lo que no necesitas desplazarte a ningún sitio. Puedes invertir en varias plataformas y seguir el estado de tu inversión en tiempo real con unos pocos clics.
  • Rentabilidad. La rentabilidad obtenida oscila entre el 4% y el 12% bruto anual (algunas subastas cierran con intereses superiores), dependiendo de la plataforma que elijas trabajar.
  • Diversificación. El mínimo de inversión suele ser bajo, de modo que incluso con una cantidad moderada puedes diversificar tu dinero en varios préstamos, reduciendo así tu exposición al riesgo.
  • Tú eliges a quién prestas tu dinero. Las plataformas ponen a tu disposición las subastas, pero la última palabra siempre es tuya. Si una subasta no te acaba de convencer, simplemente no inviertes y esperas a que salgan otras.

Otra de las ventajas es que ante una situación de impago es la plataforma quien se ocupa del proceso de recobro, y -si llegase a ser preciso- emprender acciones legales contra el prestatario. Si tú inviertes 100€ o 200€ en un proyecto seguramente no te compense iniciar una querella por esa cantidad. En este caso lo hace la plataforma en representación de quienes han prestado el dinero.

En cuanto a los inconvenientes sólo se me ocurre uno, y es que el prestatario incurra en impago y por tanto se pierda la cantidad invertida. Desgraciadamente esto es algo imposible de prever, y por más que una empresa demuestre ser solvente al momento de la solicitud el riesgo de impago siempre va a estar ahí; por eso lo aconsejable es diversificar el dinero en varios préstamos.

Variantes del crowdlending

Dentro del crowdlending encontramos el llamado crowdfactoring, una modalidad que adapta las ventajas del crowdfunding de inversión al tradicional descuento de pagarés. En España hay plataformas como Circulantis, Novicap o Finanzarel que se centran en este tipo de producto. Otras como Loan Book lo incluyen dentro de su cartera de servicios.

Las inversiones en crowdfactoring no se cobran mensualmente, sino que hay que esperar a la fecha de vencimiento del pagaré. Una vez la plataforma recibe el dinero procede a abonar en las cuentas de los inversores el capital inicial más el interés.

Al tratarse de pagarés el vencimiento suele ser a corto (hay subastas de apenas unos pocos días), con lo que el inversor recupera su dinero en un plazo razonable. Eso sí: el riesgo de impago sigue presente, razón por la que hay que procurar diversificar.

¿Qué es el equity crowdfunding?

Crowdfunding de inversión: equity crowdfundingEl equity crowdfunding también es conocido como crowdequity o crowdinvesting. En esta modalidad se invierte directamente en el capital de una empresa para ser socio o accionista de esta.

Así como en el crowdlending prestamos dinero a una empresa de forma puntual y nos despreocupamos (que tampoco es que te despreocupes, porque lógicamente no quieres que la empresa a la que has prestado se estampe), en el equity crowdfunding lo que haces es financiar la ampliación de una empresa entrando a formar parte de la misma. No se busca un retorno a corto plazo; se invierte con vista a medio-largo plazo.

Cómo funciona el equity crowdfunding

En primer lugar la empresa debe pasar los filtros de las plataformas, lo que incluye el envío de documentación que acredite que efectivamente está constituida legalmente, así como su plan de negocio, proyecciones financieras, balances, etc.

Si la plataforma estima que el proyecto es viable se abre una ronda de inversión de duración determinada (normalmente superior al mes) cuyo seguimiento se lleva a cabo desde una página exclusiva en la que también se pueden consultar las condiciones, documentación disponible o formular preguntas a los promotores. En esta página se puede ver el capital cedido, que es el porcentaje de participación que la empresa cede a los inversores.

Si alguien está interesado en invertir debe expresar su interés indicando la cantidad que quiere aportar y esperar a que finalice la ronda. Si esta se cierra con éxito entonces el inversor recibe la documentación legal para revisarla y dar su visto bueno. Si está conforme, la inversión se hace efectiva. Una vez validada y elevada a público la ampliación de capital, los inversores quedan inscritos en el libro de socios de la empresa y reciben el certificado de inversión.

Hay que añadir que no todas las plataformas funcionan igual, lo que puede significar que algunas cobren comisiones por conceptos que otras no te cobran. Antes de decidirte por alguna vale la pena que dediques un rato a leer las condiciones de uso, FAQ y todo lo que haya a tu disposición (aunque esto es algo que hay que acostumbrarse a hacer siempre, no sólo al invertir en crowdfunding).

Derechos de los accionistas

Cito textualmente el párrafo de un artículo publicado por Oriol Cordón, cofundador de Crowdcube España (cuando las cosas están bien explicadas, mejor transcribirlas que reinterpretarlas).

a) Antidilución: La dilución ocurre cuando una empresa hace una ampliación de capital (emisión de nuevas participaciones) y el accionista decide no invertir en esa ampliación. Como resultado, este accionista verá como su participación en porcentaje disminuye (se diluye). Puede ser que el inversor tenga derechos de adquisición preferente; si los tiene y se hace una ampliación de capital, tiene derecho a invertir antes que los nuevos inversores.

b) Derecho de acompañamiento: Significa que, si los emprendedores o inversores con derecho a voto venden sus participaciones en el futuro por un valor mayor, tienen la obligación de ofrecer a todos los inversores un acompañamiento, pudiendo vender las suyas al mismo precio.

c) Derecho de arrastre: En este caso, si alguien quiere comprar el 100% de la empresa, los emprendedores o inversores con derecho de voto arrastrarán al resto de los inversores para que todos vendan sus participaciones al mismo valor.

  • Enlace al artículo completo.

Ventajas de invertir en equity crowdfunding

Básicamente son las mismas que citaba para el crowdlending, con el añadido de los incentivos fiscales para la inversión en empresas de reciente creación (aquellas que han sido fundadas durante los tres años anteriores). En esta guía editada por Crowdcube puedes leer toda la información al respecto.

Y las contras, pues también son las mismas. Desde el momento en que inviertes pones en riesgo tu capital. En el caso del equity crowdfunding puede suceder que a la empresa le vaya de lujo y por tanto tu participación en ella se revalorice con el tiempo. Pero también puede pasar lo contrario y perder parte o la totalidad de la inversión. Lo recomendable, una vez más, es construir cartera diversificando adecuadamente para reducir la exposición al riesgo.

Pese a que la inversión mínima es generalmente superior con respecto a las opciones crowdlending, existen plataformas como la mentada Crowdcube o CapitalCell cuya inversión mínima es realmente baja (10€ en el caso de los primeros), de modo que si te interesa este tipo de inversión pero no puedes hacer un gran desembolso, tienes la opción de crear tu cartera casi desde cero (obviamente que a más inversión mayor retorno, pero tampoco es cuestión de cruzarse de brazos hasta que le toque a uno la lotería).

Variantes del equity crowdfunding

Con características propias pero similitud con el equity crowdfunding encontramos el crowdfunding inmobiliario. Esta variante se centra en la compra conjunta de bienes inmuebles para su posterior explotación, siendo los inversores los legítimos propietarios del inmueble.

Los proyectos inmobiliarios suelen tener una duración de hasta cinco años, y lo que hacen es comprar, rehabilitar, alquilar y posteriormente vender el inmueble adquirido (aunque también hay operaciones de venta rápida), de modo que el inversor recibe beneficio tanto por el alquiler como por la posterior venta del inmueble.

En España se puede invertir en crowdfunding inmobiliario a partir de 100€ a través de Housers. Existen otras plataformas, pero ya con un ticket mínimo más elevado.

Despedida y cierre

Resumir en un artículo todo lo relativo al crowdfunding de inversión es una tarea complicada, por lo que he intentado explicar grosso modo las características y funcionamiento de cada variante con la intención de seguir profundizando en ellas en un futuro.

Se habla del crowdfunding de inversión como la «democratización de las inversiones», y he de decir que por primera vez estoy de acuerdo con una acepción de este estilo. El crowdfunding de inversión permite a los ahorradores acceder a un tipo de producto que hasta hace bien poco estaba fuera de su alcance. Y aunque corriendo un riesgo mayor que dejando el dinero en el banco, por primera vez tienen la opción de obtener rentabilidades elevadas por su dinero.

El crowdfunding de inversión está regulado por ley, lo que significa que las plataformas deben cumplir una serie de requisitos legales para poder operar. Esto no excluye el factor riesgo (siempre va a estar presente y quien te diga lo contrario te está mintiendo; no existen las inversiones seguras), pero sí te da alguna garantía de que la plataforma no va a desaparecer con tu dinero.

Por último (y porque lo he leído varias veces mientras buscaba información y creo conveniente el inciso), el crowdfunding de inversión no es un esquema piramidal. Tu beneficio siempre va a salir de la actividad de las empresas, y una empresa que quiera abrir una ronda de inversión, descontar un pagaré o recibir un préstamo, lo primero que debe hacer es acreditar que está legalmente constituida y desarrolla una actividad comercial. Si inviertes en vivienda, tu beneficio saldrá de la explotación de esa vivienda.  Tú puedes comprobar por tu cuenta la veracidad de los datos expuestos porque te brindan toda la información.

Sobre Javier

Creé mi primera página a mediados de 2000. Años después sigo descubriendo las posibilidades de la Red. No enseño: comparto lo que voy aprendiendo por el camino y creo que puede ser útil a los demás. Tú decides si te sirve o no.

Algunos artículos que pueden interesarte:

Comprar bitcoin con Paypal y otros procesadores de pago

En Facebook ya es habitual que, de vez en cuando, alguien me pregunte sobre la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: