Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cómo crear un blog desde cero

Si llevas tiempo en Internet quizá alguna vez pensaste en crear un blog para dar visibilidad a tu trabajo, compartir tus cuitas con el mundo o hablar de ese tema que te apasiona, pero que tu entorno no comparte. Tal vez llegaste a abrirlo y tienes algún Blogger abandonado desde hace años con tan sólo el saludo pertinente. Esto último es normal. Crear un blog es fácil. Lo difícil es echarlo a andar y mantenerlo a medida que pasa el tiempo.

¿Qué es un blog?

Un blog es un sitio web de actualización periódica en el que su autor relata sus vivencias o conocimientos sobre un tema concreto.

Inicialmente, los blogs eran una suerte de diarios abiertos. En contraste con la mayoría de páginas web de la época, los blogs se actualizaban con frecuencia y admitían comentarios. Aunque por entonces ya existían los chats, los foros y las listas de correo, los blogs eran la vía más fácil para entablar conversación tanto con el autor, como con el resto de lectores, lo que facilitaba la creación de comunidades.

Con el paso del tiempo, los blogs pasaron de ser bitácoras personales a abarcar un terreno más amplio, surgiendo los blogs especializados y los blogs corporativos. Actualmente un blog se utiliza con multitud de propósitos: desde contar aquello que te pasa por la cabeza, hasta crear una publicación digital para compartir tus conocimientos, mostrar tu trabajo con la intención de encontrar empleo (o clientes) o con simple ánimo de monetizar.

Como curiosidad, los blogs también tienen su día en el calendario. El 31 de agosto se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Blog.

¿Quién puede crear un blog?

Cualquier persona que tenga algo que contar. No importa la temática ni dónde vivas, siempre que dispongas de conexión a Internet y domines un tema concreto. Y claro, que tengas ganas de compartir ese conocimiento con el resto del mundo de manera asídua. «Compartir el conocimiento» no significa copypastear todo lo que pilles en la Red, sino tener la predisposición de contar con tus propias palabras aquello que quieras comunicar.

Si te falta algo de lo anterior, quizá debas plantearte que un blog no es para ti. ¡No pasa nada! Hoy día hay multitud de recursos para propagar tus mensajes. Tómate el tiempo de descubrir cuál de todos es el adecuado para tu idea.

Sobre qué temática crear un blog

Temáticas de un blog

Como dije antes, cualquiera es buena. Da igual cuántos blogs haya hablando de ese mismo tema porque ninguno será como el tuyo. A no ser, claro, que voluntariamente quieras ser un clon de otros. Pero para hacer eso te diría que no crees nada. Dos personas pueden hablar de lo mismo y expresarse de manera diferente. Cada una tiene su punto de vista y su manera de contar las cosas, y eso es lo que marca la diferencia entre bloggers que tratan los mismos asuntos.

Mentalízate de que no se trata de escribir cuatro líneas, sino de crear contenido de calidad. Contenido que aporte algo a quien llegue a tu blog. Contenido que te distinga del resto, porque si no hay nada que te distinga, nadie se acordará de ti. Es así de simple.

Por supuesto, no basta con generar contenido de calidad. También hay que aprender a optimizar ese contenido para que los buscadores lo tomen en cuenta y lo muestren en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda. Pero si no das respuesta a las inquietudes de tus visitas, aunque posiciones bien saldrán a la misma velocidad que entraron.

¿Gratis o de pago? ¿Dónde abro mi blog?

Esto dependerá fundamentalmente del propósito de tu blog. ¿Para qué lo quieres? ¿Qué esperas conseguir de él? Y lo más importante: ¿tienes claro que quieres un blog?

Hay gente que abre un blog no porque esté convencida de que es la herramienta que necesita para llevar a cabo su proyecto, sino porque alguien le dijo que tenía que abrirse un blog. Si es tu caso, vete a Blogger, porque contratar un hosting para WordPress sólo te hará tirar el dinero. El primer paso para crear un blog es estar convencido de querer tener un blog.

Si tu intención es exclusivamente monetizar, te aconsejo invertir en dominio y alojamiento y abrirlo con WordPress. Y si tu idea es vender productos o servicios, también deberías considerar WordPress.

Hoy día hay varias opciones para crear sitios web tanto gratuitos, como alojados en hosting de pago. Pero cuando se habla de blogs yo sólo contemplo dos opciones: Blogger en el terreno de los blogs gratis, y WordPress cuando se va a invertir en alojamiento. Por una sencilla razón: son los más usados y los que mayor comunidad de usuarios mueven. Y eso se traduce en más recursos para los usuarios.

¿Blogger o WordPress?
¿Blogger o WordPress?

¿Cuándo utilizar Blogger?

Esta opción es buena para crear un blog como los siguientes:

  • Blogs privados o dirigidos a un público muy reducido. Por ejemplo, asociaciones escolares o vecinales que sólo incluyan información de interés para sí mismas.
  • Bitácoras personales.
  • Blogs cuya prioridad no es monetizar. En Blogger puedes monetizar tu blog, pero si tu único propósito es ese, probablemente recurrirás a técnicas que sus condiciones de uso no ven con buenos ojos.

Si no tienes recursos suficientes para pagar un hosting (o por la razón que sea no quieres hacerlo), puedes abrir tu blog con Blogger. Pero es posible que, a la larga, eches de menos funciones extra que es más complicado añadir aquí. A esto súmale que Blogger coge con pinzas determinadas temáticas, así que antes de abrir tu blog con ellos, echa un vistazo a sus condiciones de uso.

¿Cuándo utilizar WordPress?

Aunque WordPress es un CMS gratuito, hay que considerar que requiere una inversión inicial en alojamiento y dominio. Abrir el blog con este sistema no sale gratis, así que elígelo sólo si vas a tener un compromiso firme con tu blog.

WordPress sirve para prácticamente cualquier proyecto que tengas en mente. En el directorio de plugins encontrarás multitud de herramientas con las que añadir funciones extra a tu blog. Pero ten clara una cosa: WordPress no hace milagros. Ningún CMS es garantía de éxito por sí mismo. Si quieres llegar lejos vas a tener que trabajar.

Elegir el dominio de tu blog

Esta es una decisión que tienes que meditar bastante, porque de hecho estamos hablando de cómo será conocido tu blog en el cibermundillo 😉 El dominio no sólo es la URL o dirección de tu blog. Por lo general suele ser también el nombre del blog. De entrada, te doy los supuestos fáciles:

  • Vas a crear un blog corporativo porque tienes un negocio y quieres darlo a conocer. La elección del dominio es obvia: el nombre de tu negocio.
  • Abres un blog para darte a conocer como profesional (es decir, para reforzar tu marca personal). En este caso lo aconsejable es usar tu nombre y primer apellido.

Luego hay un tercer supuesto, y es que se trate de un blog especializado en un tema concreto (literatura, cocina, ganar dinero… ). En este caso intenta buscar un nombre que esté relacionado con la temática que vas a tocar. Si además puede incluir una o dos palabras clave, pues mejor, porque será un punto a tu favor a la hora de tratar con los buscadores. No es algo determinante, pero sí puede ayudar en un momento dado.

En cuanto a la extensión (.org, .net, .com…), dependerá de la temática de tu blog. La más usada (y la que te aconsejo, ya que es la que se tiende a teclear por inercia) es “.com”. Pero si se tratase del sitio web de una organización, elegiría “.org”. Si es un blog educativo, “.edu”. Si es una empresa con sede en varios países, la extensión de mi país (.es). Y si es un blog en un idioma cooficial, la correspondiente a ese idioma (por ejemplo, “.cat”).

Dónde contratar un dominio

Si vas a trabajar con Blogger, mi recomendación es que registres el dominio en GoDaddy y luego lo vincules al blog. El registro de un dominio “.com” cuesta alrededor de 9€ anuales, pero puedes bajar esta cantidad buscando algún código promocional. Por ejemplo, al momento de escribir este artículo, en esta página hay un cupón que otorga un descuento bastante majo, como puedes ver en la imagen 🙂

Registrar dominio en Godaddy con código de descuento
Registrar dominio en Godaddy con código de descuento

Si tu elección es WordPress y sólo vas a tener un blog, mi consejo es que registres el dominio con el mismo proveedor que contrates el alojamiento. Pero si vas a registrar más de un dominio porque tu intención es crear varios blogs, entonces utiliza GoDaddy para los dominios y luego busca el proveedor de alojamiento.

La ventaja de hacerlo así es que en GoDaddy puedes tener los dominios aparcados todo el tiempo que necesites, de modo que no tienes que crear todos los blogs deprisa y corriendo. La otra ventaja es que puedes trabajar con diferentes hosting, ya que sólo necesitas modificar las DNS. Que esto mismo lo podrías hacer con otras empresas como Namecheap (que de hecho, es donde está este blog). Pero bueno, esta es la manera en la que lo suelo hacer yo.

Crea tu blog

Como soy consciente de que habrá quien prefiera iniciarse en esto del blogging con Blogger, he creado dos tutoriales para que cada cual siga el del sistema de su elección. En los dos casos aprenderás a crear un blog desde cero y dejarlo listo para empezar a publicar.

Icono de BloggerPasos para crear un blog con Blogger
Icono de WordPressPasos para crear un blog con WordPress

Es aconsejable que antes de ponerte a la tarea, tengas una idea de cómo estructurarás tu blog. Al menos qué secciones (categorías) tendrá de entrada. Es posible que esto cambie con el tiempo, pero de este modo te será más fácil planificar el trabajo en los primeros meses.

Abre cuenta en las redes sociales

Las redes sociales son una herramienta extra para difundir los contenidos de tu blog y mantener el contacto con tus lectores. Bajo mi punto de vista, bastaría con abrir cuenta en tres: Facebook, Twitter y Google+. Ampliar fronteras ya depende del tiempo que te quede disponible para atenderlas.

Iconos de redes sociales
Comparte tus contenidos en las redes

Sobre todo al principio, busca en Facebook y Google+ grupos afines a la temática de tu blog, y comparte tus publicaciones en ellos para conseguir algunas visitas. Ojo: comparte, no les pegues el mismo enlace cada 10 minutos. Se trata de conseguir visitas, no de que te baneen o te aborrezcan.

Adicionalmente también puedes abrir cuenta en Skype o Discord (o similares). Eso sí, racionaliza el tiempo que les dedicas, porque pueden llegar a ser verdaderos agujeros negros.

Controla el tráfico de tu blog

En los primeros meses no te obsesiones demasiado con las visitas. Dedícate a publicar y compartir el contenido en redes. Si eres constante, irás viendo un aumento progresivo del tráfico orgánico (de buscadores). No esperes abrir el blog hoy y tener mañana 2.000 visitas, no es así como funciona.

Cuando tu blog despegue, es muy recomendable que por lo menos tengas cuenta en Google Analytics. Y hay otro servicio, Yandex Métrica, que descubrí hace poco y me está gustando incluso más que las estadísticas de Google. Te dejo a continuación un par de vídeos para que veas cómo funciona cada uno.

Despedida y cierre

Ha sido mucha la gente que en algún momento me ha preguntado cómo crear un blog. Realmente es una pregunta compleja de responder, por eso no siempre he atendido estas peticiones. De hecho, lo que hemos visto en los primeros tutoriales no son más que los pasos para ponerlo en marcha. Un blog tiene bastante más trabajo que el que se adivina desde la posición del lector.

En sucesivos artículos profundizaré en otros aspectos relacionados con la creación de blogs (se admiten sugerencias). Por ahora creo que tienes material suficiente para entretenerte un rato 😉 Si te quedó alguna duda, los comentarios están a tu disposición.

Sobre Javier

Creé mi primera página a mediados de 2000. Años después sigo descubriendo las posibilidades de la Red. En este blog hablo de los métodos que uso para ganar dinero por Internet. No vendo: comparto lo que aprendo por el camino y creo que puede ser útil a los demás. Tú decides si te sirve o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Moneda@Moneda no recoge ni almacena datos privados de los usuarios. Tampoco se guarda la IP de las personas que comentan.

La única finalidad del sistema de comentarios es que los lectores puedan expresar sus dudas u opinión acerca del artículo. Para este propósito no se precisa ningún dato privado.

Para comentar, simplemente escribe un nombre (preferentemente, sin apellidos) o nick. Ten en cuenta que esta información será pública. Para localizar más fácilmente la respuesta a tu comentario, es aconsejable no comentar como "Anónimo". Al no recogerse el correo electrónico no hay forma de avisar de la respuesta.

Este blog utiliza cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales hasta la publicidad personalizada.