Cómo se gestionan los préstamos impagados en Arboribus

Cuando eliges invertir a través del crowdlending de entrada ya sabes que el único riesgo que hay es el impago. Las empresas tienen que pasar unos determinados filtros y demostrar que son solventes para acceder al crédito, pero a pesar de todo, la posibilidad de que no paguen siempre va a estar ahí.

Como a estas alturas uno ya ha pagado la novatada, sabe de primera mano que muchas veces la palabra “riesgo” se escucha como a lo lejos y no se le da la importancia que tiene. Hasta que pasa lo que tiene que pasar y entonces nos subimos por las paredes.

En el caso de las plataformas crowdlending la cosa no es tan sencilla como que la empresa deja de pagar y adiós muy buenas. Todas tienen un mecanismo de gestión de impagos que se pone en marcha cuando una empresa falla en la mensualidad. Hoy voy a aprovechar un webinar que Arboribus celebró el pasado jueves para explicar cómo gestiona los impagos esta plataforma.

Admisión de empresas en Arboribus

Es importante tener claro que ni Arboribus en particular, ni el crowdlending en general, son el último recurso de financiación para empresas insolventes. El crowdlending es una alternativa de financiación para las empresas, que pueden obtener liquidez a un coste menor del que les supondría pedir el dinero al banco.

Preselección: – La empresa debe ser solvente.
– Debe ser una S.L. o S.A. con al menos 2 años de antigüedad.
– Debe estar al corriente de sus obligaciones de pago.

Cualquier empresa que no cumpla los requisitos anteriores es rechazada directamente. Las que pasan el filtro son analizadas por el equipo de Arboribus, que revisa en profundidad los datos económicos de la empresa y avalistas. El estudio realizado es prácticamente igual al que hace cualquier banco (de hecho, algunos de los integrantes del equipo proceden de la banca). Si la empresa da el perfil, entonces se abre subasta y son los inversores quienes deciden si prestan su dinero o no.

En resumen: sólo las empresas solventes que demuestran poder hacer frente a los pagos desde el primer momento consiguen abrir subasta. Exactamente igual que pasaría si solicitasen el crédito a un banco. De hecho, las empresas que recurren a Arboribus tienen acceso a la financiación bancaria, simplemente eligen esta alternativa.

Ahora bien, que una empresa sea solvente en el momento de pedir no significa que en un futuro no pueda quedar en números rojos y dejar de atender los pagos. Aquí no hay diferencia con el sistema bancario. Dejar de pagar al banco tiene sus consecuencias; dejar de pagar un préstamo financiado mediante crowdlending, también.

Cómo gestiona Arboribus los préstamos impagados

Echemos una ojeada a los distintos estados de impago y veamos cómo procede Arboribus en cada uno de ellos.

Gestión de impagos en Arboribus - proceso de reclamación
Pasos del proceso de reclamación en Arboribus – Imagen extraída del webinar

Préstamos “en retraso”: sólo deben una cuota. Cuando el pago no se atiende en la fecha estipulada, Arboribus telefonea a la empresa para saber el motivo del impago y lo comunica a los inversores.

Préstamos “en impago <3”: hay menos de tres cuotas pendientes en un plazo de entre 30 y 90 días. Al acumularse la segunda cuota se comunica a la empresa su inclusión (y de sus avalistas si los hubiere) en el fichero ASNEF. También se pone en marcha el equipo de abogados asociados a Arboribus.

Préstamos “en impago >3”: al sumar la tercera cuota impagada se interpone demanda judicial contra la empresa y avalistas (de haberlos). Se reclama la totalidad del capital pendiente más los intereses de demora.

Capital fallido: estos son los casos en que se llega al final del proceso judicial, la empresa se liquida pero no se logra recuperar la totalidad del dinero prestado. Si hay avalistas el proceso de recobro no finaliza aquí. Se hace un seguimiento de su situación y periódicamente se presenta un requerimiento de embargo sobre sus bienes.

Paralelo a esto, es posible que el inversor recupere entre el 19% y el 23% del capital invertido en la siguiente declaración de la renta. En estos casos Arboribus facilitará la documentación que deberá presentar a Hacienda.

Por último, el capital recuperado es la cantidad (total o parcial) que se ha logrado cobrar tras iniciar el proceso de reclamación. Roger Olivares indica en el webinar que si hay avalistas a quienes reclamar la deuda, el proceso puede alargarse incluso años. Pero como has visto, para las empresas morosas la cosa no es tan sencilla como decir: “dejo de pagar”.

El proceso está contado muy por encima, pero al inicio de este post tienes el vídeo del webinar de la semana pasada, donde no se escatima en explicaciones. Tanto si eres inversor como si estás pensando en abrir tu cartera con Arboribus, te aconsejo que te tomes un rato para verlo completo.

Cómo minimizar el impacto de los préstamos fallidos

Aquí hay que tener una cosa clara: no existe la inversión 100% segura. Tarde o temprano perderás. El tema está en que ganes más veces de las que pierdas.

Además, debes tener otra cosa en cuenta: a medida que el crowdlending gana popularidad, son más las empresas que confían en este sistema para financiarse, y por tanto cada vez hay más oportunidades de inversión. Pero por este mismo motivo, también hay más posibilidades de que un préstamo resulte fallido.

También puede darse el caso de que una empresa abra más de una subasta. Y del mismo modo que no es aconsejable que metas todo tu capital en un sólo préstamo, tampoco lo es que se lo confíes a la misma empresa en tres préstamos distintos.

La solución, siempre, pasa por diversificar. Establece un presupuesto y en base a él decide cuánto vas a invertir en cada préstamo. Y también establece límites para las empresas. ¿Cuánto dinero le vas a confiar a la misma empresa?

Igualmente, acostúmbrate a indagar por tu cuenta. Estás invirtiendo tu dinero. Y al final del día, si ese dinero se pierde el único responsable eres tú. Nadie te obliga a invertir. Que Arboribus analice los datos de la empresa no quita que tú mismo puedas evaluarla por tu cuenta. Recuerda que una subasta abierta es una oportunidad para invertir, pero no una obligación de hacerlo.

Y hasta aquí lo que tenía que contar por hoy. Confío en que haya quedado un poco más claro cómo se lleva a cabo la gestión de impagados en Arboribus, y te recuerdo que al inicio del post tienes el vídeo completo del webinar, donde además se explica con detalle cómo inciden los porcentajes de impago en los números finales de la plataforma.

Sobre Javier

En continua evolución. Creé mi primera página a mediados de 2000. Dieciséis años después sigo descubriendo las posibilidades de la red. No enseño: comparto lo que voy aprendiendo por el camino y creo que puede ser útil a los demás. Tú decides si te sirve o no.

Algunos artículos que pueden interesarte:

Spark Profit cambia las condiciones para solicitar pagos

A principios de este año Nous Global Markets (empresa propietaria de Spark Profit) lanzaba TIQL, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: