Gana dinero con tu coche poniendo publicidad

Una de las mejores formas de ganar dinero es cuando en vez de sacar tiempo para probar un sitio o método nuevo, podemos monetizar algo que ya tenemos y que además utilizamos con frecuencia. ¿Cuántas veces has dicho aquello de: “si me diesen un céntimo cada vez que hago esto…”? Pues por ahí van los tiros hoy.

Si tienes un coche, lo mantienes en buen estado (nada de lavarlo una vez al semestre o tenerlo lleno de abolladuras), lo usas habitualmente y además eres buen conductor, puedes reconvertirlo en coche-anuncio y ganarte un extra mensual decorándolo con publicidad.

Cómo ganar dinero poniendo publicidad en tu coche

La idea de utilizar vehículos como reclamo publicitario para atraer la atención del viandante no es nueva, y seguro que más de una vez te has fijado en algún coche o furgoneta rotulado con publicidad llamativa mientras ibas por la calle.

Lo que quizá no sabías es que existen empresas especializadas que reclutan conductores dispuestos a mostrar publicidad en sus coches a cambio de una compensación económica. ¿De qué cantidad hablamos? Pues según las compañías se pueden ganar entre 100€ y 300€, dependiendo de la agencia elegida, el tipo de vehículo, la campaña contratada y los kilómetros que recorras.

Hay que decir que este método compensa si haces un uso habitual del coche, porque de ese modo amortizas los trayectos. Pero si tu coche suele pasar gran parte del día aparcado, cogerlo ex profeso para este menester puede no resultar muy rentable.

¿Qué tipos de vehículos se aceptan?

Ejemplo de campaña - Serbecar
Imagen ©Serbecar

Debido a la variedad de campañas existentes se acepta casi cualquier tipo de vehículo que esté en buen estado. Los coches nuevos (hasta unos cinco años) siempre van a tener más posibilidades de dar el perfil, pero esto no significa que el resto esté excluído. Eso sí: nadie va a querer publicitarse en un coche lleno de golpes o sucio. Los anunciantes suelen pegar vinilo, no tallan el polvo del cristal trasero.

Los coches antiguos también tienen su demanda, no sólo como soporte publicitario (este es el menor de los usos) sino para ser utilizados en rodajes, tanto de anuncios como de películas. En estos casos el propietario gana más que mostrando publicidad.

También se aceptan autobuses, coches de lujo, caravanas, furgonetas, camionetas, y yendo un poco más allá: avionetas (seguro que las has visto mil veces sobrevolando la playa en verano) y veleros. Incluso las motos y las bicicletas pueden servir en determinadas ocasiones. Y por supuesto: si te dedicas a recorrer el país con un camión, pues tienes un bonito espacio que puedes monetizar con publicidad.

¿Cómo funciona, dónde hay que apuntarse?

En primer lugar tienes que cumplir tres requisitos: ser mayor de edad, tener carnet de conducir, ser el propietario del vehículo (o vehículos) que vayas a utilizar y tener el seguro en regla. Puedes dar de alta más de uno, e incluso si tienes un negocio en el que se manejen varios, dar de alta toda la flota.

Lo segundo es no ser propenso a tener accidentes. Esto tiene su lógica: una vez rotulan tu coche con publicidad te conviertes en imagen de la marca. Y que un coche de la marca “Z” se estrelle cada dos por tres pues no da muy buena imagen. Por este motivo, revisarán tu historial reciente.

Si cumples los requisitos anteriores, lo siguiente es darte de alta en la empresa de publicidad que más te convenga. Te dejo algunas:

Para apuntarte tendrás que rellenar un formulario con tus datos personales y adjuntar algunas fotos de tu coche hechas desde distintos ángulos. De este modo pasas a formar parte del fichero de la empresa, que contactará contigo cuando tu perfil se ajuste a alguna de las campañas.

Generalmente avisan con días de antelación al inicio de la campaña contratada. Te dirán quién es el anunciante, cómo se llevará a cabo (en ocasiones no basta con rotular el coche, sino que pueden programar actividades conjuntas a las que te pidan que vayas), cuánto durará y lo que cobrarás. El dinero lo recibes en cheque o por transferencia bancaria.

Ejemplo de campaña - Market Moving
Ejemplo de campaña (Imagen ©Market Moving)

Anotar que no es obligatorio participar en las campañas. Si por la razón que sea la publicidad no te convence, puedes negarte a llevarla y esperar a la siguiente oportunidad. Del mismo modo, puedes participar en todas las campañas que quieras (y puedas). Que termine tu participación en una no significa que borren tus datos.

Despedida y cierre

Este es uno de esos métodos para ganar dinero que te encuentras por sorpresa cuando estás buscando otras cosas. He visto muchas veces publicidad rotulada en vehículos, pero la verdad es que nunca se me había ocurrido pensar que pudiesen ser particulares llevándola de manera temporal.

El método pues es válido para quien utilice el coche con frecuencia, sobre todo si vive o transita habitualmente por ciudad. En principio puede dar algo de apuro llevar según qué decoración encima, pero la ventaja es que la mayoría de gente pensará lo mismo que yo antes de conocer estas agencias, así que como mucho te tomarán por un comercial más 😉

Sobre Javier

En continua evolución. Creé mi primera página a mediados de 2000. Dieciséis años después sigo descubriendo las posibilidades de la red. No enseño: comparto lo que voy aprendiendo por el camino y creo que puede ser útil a los demás. Tú decides si te sirve o no.

Algunos artículos que pueden interesarte:

Renueva tu armario vendiendo la ropa que no uses

¿Cuántas veces compraste una prenda de vestir que te hizo gracia, pero que al ponértela …

4 comentarios

  1. Buenas!, me ha surgido una duda, las ganancias entre 100 y 300 euros que son mensuales? o solo un pago?… Es que si es un pago solo, volver a pintar el coche de nuevo te va a salir mas caro!!!

    Aunque si son vinilos no afectaria al coche supongo?, pero no me queda claro el tiempo que tienes que estar con los vinilos puestos…

    Gracias y felicidades por tu blog

    • Hola, los vinilos no afectan a la carrocería del coche, no es necesario pintarlo después de cada campaña. En cuanto al pago, es una estimación mensual, siempre dependiendo de las campañas que realices y su duración.

      El tiempo que debes llevar el vinilo es el que dure la campaña, pueden ser tres días o un mes. Eso te lo dice la empresa cuando te contacta y ahí ya tú decides si te interesa o no.

      Un saludo.

  2. Interesante esto de las propagandas y ganar dinero en nuestro coche. Como le harán con el permiso, digo para no tener problemas con la policía o el municipio, imagino que lo tienen ya todo cubierto. Ganar dinero es lo que necesitamos al menos para amortiguar el pago de nuestro coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: